Domicilios en Medellín :           +57 –  (4) 605 02 69        +57 305 341 22 14          +57  301 448 92 97
                                          
Your Cart

¡Tu carrito de compras esta vacío! 

Acondicionador solido BeKoherent x 105g

Valor de $ 332,380952 x g

    34.900,00 34.900,00 34900.0 COP

    34.900,00

    Opción no disponible

    Esta combinación no existe.

    Añadir al Carrito


    Si te gusta este producto compártelo

    Las barras de acondicionador de Bekoherent son súper hidratantes y con gran poder desenredante.

    Elaboradas con una mezcla nutritiva de mantecas de cacao, copoazú y mango, aceite de cacay y un suave aroma a naranja.
    Todos los ingredientes han sido cuidadosamente seleccionados por sus beneficios suaves, nutritivos y saludables y para producir los mejores resultados en todo  momento.

    No contienen OGM (Organismos Genéticamente Modificados), gluten y son elaboradas   con aceites y mantecas vegetales 100% naturales.  Tampoco contienen ingredientes de origen animal, conservantes ni colorantes artificiales y se pueden utilizar como barras.

    ¿Cómo usar tu acondicionador en barra?

    1. Enjuaga el champú, 
    2. Desliza de medios a puntas tu acondicionador en barra previamente humedecido 
    3. Déjalo actuar por unos minutos.
    4. Enjuaga con suficiente agua.  


    Ingredientes

    Procondition: Es un agente emulsificante y acondicionador biodegradable de origen vegetal derivado de la brassica, especie del brócoli. 
    Manteca de cacao: Brinda hidratación profunda, combatiendo la sequedad, fortaleciendo y reparando el pelo. 
    Manteca de mango:  Rica en vitaminas A y E, con un efecto hidratante y regenerador profundo tanto en el pelo como en el cuero cabelludo.  Fortalece el pelo y lo humecta,  suaviza las puntas abiertas y es maravillosa cuando se trata de retener la humedad y ayudar a prevenir y eliminar la irritación y la descamación. 
    Manteca de karité: Acelera el crecimiento del pelo, reparando los folículos capilares dañados. Ayuda a modelar y dar forma al pelo rebelde, haciéndolo más manejable. Tiene acción antioxidante, antiradicales libres y protección UV. Fortalece el pelo con tendencia a la ruptura.
    Manteca de Copoazú: Nativa de la selva amazónica, es rica en ácidos grasos esenciales, minerales como selenio y calcio, fitonutrientes y vitaminas A, B y C que nutren, hidratan y proporcionan vitalidad al pelo.
    Aceite de cacay: Semilla proveniente del árbol amazónico del  cacay que promueve la regeneración celular, estimula la producción de colágeno y elastina, nutre las células y las protege de los efectos oxidantes. Da brillo y suavidad al pelo, fortaleciéndolo y nutriéndolo.
    Aceite de semillas de uva: Aceite rico en antioxidantes y astringente, ayuda a barrer la suciedad del pelo. Tiene efecto cicatrizante. Gracias a sus características humectantes e hidratantes, funciona como un poderoso acondicionador natural. Combate la caspa, la resequedad y evita la caída del pelo. 
    Aceite de café: Fortalece la raíz, las células y tejidos capilares, logrando que cada hebra de pelo nueva venga mucho más nutrida y fuerte, ayudando a reducir y prevenir la caída del pelo. 
    Aceite de coco: Cuando el aceite se aplica en el pelo penetra en su tallo, protegiendo y ayudando a prevenir daños. Antibacteriano y antiinflamatorio natural.
    Aceite esencial de naranja: Acelera el crecimiento del pelo y proporciona resistencia a las fibras capilares y le otorga a nuestro acondicionador un suave aroma a naranja. 
    Aceite esencial de limón: Tiene un aroma cítrico y fresco con propiedades depurativas y proporciona brillo.

    ¿Cómo conservar tus barras de champú y  acondicionador?

    Antes de abrirlas, guárdalas en un lugar fresco y sin ninguna exposición a la luz solar. Recuerda que nuestras barras están hechas con mantecas y las altas temperaturas y el sol pueden derretirlas. 

    Una vez empieces a usar tus barras de champú y acondicionador, usa una jabonera que permita que el agua drene completamente. Si no tienes una jabonera con drenaje, verifica que al terminar de usar tus productos, no quede agua dentro de la jabonera pues el contacto con el agua puede derretirlos. Igualmente, busca que tus productos queden en un sitio donde el agua no les caiga directamente mientras no están en uso.